La búsqueda de Prit

0a8de1c7

Prit estaba decidido, tenía que encontrar un dragón. Uno grande y fiero, lo más fiero y lo más grande que pudiese encontrar. Que los dragones no existiesen en Regdraconinsa desde hacía cientos de años o que hubiese incluso muchas personas que dudasen de si alguna vez habían llegado a existir en cualquier rincón de Telluón era algo que a él no le importaba. Iba a encontrar un dragón, necesitaba encontrarlo. Esa sería la única manera de salvar su aldea, de ahuyentar a los soldados que se habían escondido en ella y que utilizaban a las personas como querían. Aún le dolía la espalda por culpa de los latigazos que había recibido hacía dos noches por intentar escapar. Pero esa noche había elaborado un plan perfecto, algo que no podía fallar, iba a escaparse e iba a encontrar un dragón. Su madre, sus hermanos, sus amigos… todos necesitaban ese dragón, todos le necesitaban a él. Iba a conseguirlo.

Nadie más iba a ayudarles.

Aquella noche puso en marcha el plan. Sabía que si le cogían esta vez esos malvados soldados no se iban a conformar con darle unos latigazos… la pena por intentar escapar era mucho más grave, quizá… Prit dejó de pensar en lo que podría pasarle si le pillaban, no iban a cogerle, se iba a escapar. Y se escapó, vaya que se escapó. Él y todos los caballos, burros, cabras, vacas y ovejas de su aldea. Los matones estuvieron tan entretenidos atrapando a los animales que ni llegaron a pensar que el niño hubiese vuelto a escapar.

Prit estuvo caminando durante días. El agua y la comida se le acabaron muy pronto y tuvo que comer plantas que encontraba por el camino, una manzana medio picoteada que encontró en un manzano algo seco y alguna cosa mucho peor, pero al final todo eso se acabó. No tenía nada de comer. Los pies descalzos le dolían. Estaba tan cansado… y cuando se iba a rendir, cuando ya se decía que encontrar un dragón era algo imposible, cuando supo que su plan era una tontería y que su aldea estaba condenada para siempre, le vio. Allí estaba. Apenas a unos pasos por delante de él. Un dragón. Un dragón dorado y rugiente. En realidad no era más que un grabado en el escudo de un caballero, pero para Prit fue como encontrar al más grande de todos los dragones. Aquel hombre se llamaba Wilfredo y viajaba en busca del contrahechizo capaz de despertar a una princesa dormida por la magia lanzada por un dragón, ¡un dragón! ¡Existían!

Lo cierto era que Sir Wilfredo no parecía muy valiente ni demasiado fuerte, tampoco tenía mucha pinta de caballero a pesar de la armadura. Más bien parecía ser un hombre normal y corriente. Un chico muy joven con una misión de adulto. Sin embargo se las ingenió para derrotar a los malvados, liberar la aldea y reunir a Prit con su familia. Para Prit no hubo jamás u un héroe más formidable que aquel buen caballero que más bien parecía un hombre corriente, aunque sus ojos evidenciaban que tenía algo muy especial.

Años después Prit y Wilfredo se reencontraron. El niño era ya un joven aventurero y el caballero tenía menos apariencia de hombre corriente. Y viajaba a lomos de un dragón. Un dragón blanco y hermoso llamado Escarcha. Prit se convirtió en viajero y buscador, viajó por todo el mundo y encontró muchos dragones y liberó muchas aldeas gracias a su valentía, a su inteligencia y a su gran corazón pero ¿sabéis? Eso ocurrió en otro momento, en otra historia, en otro cuento y quizá, sol quizá, algún día alguien os lo cuente.

Este pequeño texto con Wilfredo como secundario se leyó en Menudo Castillo el día 1 de abril de 2016.

Y el nombre de ese Dragón Blanco llamado ESCARCHA me lo regaló un niño durante mi visita al Colegio Público José Jalón de Navalcarnero. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s